El cazador de osos: Pastor Caucásico

¡Buenos días, amigos de los perros! Después de un fin de semana largo, estamos de vuelta. Está al caer la temporada de nieve y animales como los osos se van a ivernas. Sin embargo, el perro que se utiliza en algunas regiones para cazarlo no lo hace. Os presentamos al Pastor Caucásico. 


Pastor Caucásico
Tan grande que es difícil encuadrarlo en una imagen

En España o países americanos posiblemente no se conozca demasiado a esta raza, pero si nos movemos por países como Armenia, Azerbaiyán, Rusia o Georgia, probablemente no sólo nos digan que sí lo conocen, sino que podríamos llegar a encontrar a más de uno en los patios de las casas. Y es que fue en estas regiones donde esta raza vio su origen. 

Llegando a medir más de 75 cm. de alto y pesando más de 60 kilos, el Pastor Caucásico es, como su nombre lo indica, un cuidador del hogar y los rebaños. Pero su historia más peculiar cobra una importancia mayor en la Rusia Soviética, donde se utilizaba a este tipo de perros para cazar lobos e incluso osos de no gran tamaño. Esto se debe debido a la dureza de su piel y su poblado pelaje, que les protegía del frío y potenciales ataques feroces. 

Obediente y fiel, se trata de un perro más que tranquilo, lo que refuerza la teoría que a mayor tamaño, menor actividad. Pese a todo, se trata de una raza dominante, por lo que se le debe educar con firmeza cuando son pequeños, para que de mayores no intenten anteponerse a sus miembros.

Pese a que se adaptan a cualquier tipo de clima, es aconsejable criarlo en zonas frías, dado que sufren mucho calor a causa de su pelaje. Esta es la principal causa por la que la mayoría de criaderos se encuentran en Europa del Este y pueden verse muy pocos en países más cálidos como España o países sudamericanos.

Y vosotros, ¿habéis visto alguna vez un Pastor Caucásico? 

1 comentario: